Trabajos de Medio Tiempo

Los trabajos a medio tiempo ofrecen flexibilidad a estudiantes, madres y, en general, a todos aquellos que necesitan compaginar su empleo con otra actividad. En este sentido, el mercado ofrece infinidad de posibilidades.

Ventajas de trabajar a media jornada

trabajar a media jornada

Una de las mayores ventajas de los trabajos de medio tiempo es que permiten compaginar esta actividad con cualquier otra. Por ello, es ideal para aquellas personas que están aún realizando sus estudios o que, por cargas familiares, no disponen del tiempo suficiente como para tener un empleo completo. Además, supone un excelente vehículo de entrada al mercado laboral para los jóvenes.

Por otra parte, esta opción es perfecta también para los empresarios que, por cuestiones de producción, no pueden o no necesitan a un empleado a tiempo completo. En este sentido, las cargas impositivas respectivas a, por ejemplo, la seguridad social también son menores. Por otro lado, los trabajos a medio tiempo permiten una flexibilidad horaria muy interesante para todas las partes.

¿Quiénes suelen buscar trabajos a medio tiempo?

Aunque cualquier persona en un momento determinado de su vida puede necesitar un trabajo de medio tiempo, existen determinados segmentos de población que demandan más este tipo de empleos. Es el caso de, por ejemplo, las madres que necesitan compaginar el cuidado de sus hijos con su actividad profesional. Pero, de igual forma, los jóvenes que están realizando estudios universitarios también los compaginan habitualmente con labores profesionales.

Asimismo, aquellas personas que poseen un negocio propio que no les requiere de presencia física en un determinado lugar también suelen buscar trabajos a medio tiempo para complementar su actividad. Y es que, de esta forma, consiguen un sobresueldo, ven cómo aumentan sus cotizaciones a la seguridad social y aumentan y rentabilizan al máximo sus ingresos. Por si fuese poco, les brinda una oportunidad en caso de que su idea emprendedora no fructifique lo suficiente.

Los 15 trabajos a media jornada más populares

1
Clases particulares. Dar clases particulares de matemáticas, inglés, lenguaje, etc., es una opción muy interesante para los estudiantes.
2
Cuidado de niños. De día o de noche, en la propia casa o en la de los padres de los niños.
3
Pasear y cuidar animales. Muchas personas no tienen tiempo de pasear, bañar o cortar las uñas de sus mascotas.
4
Vender lo que ya no uses. Si tienes algún dispositivo electrónico que ya no necesites, sácate un dinero vendiéndolo a alguien que lo necesite.
5
Manualidades. Si se te dan bien las manualidades puedes lanzar una tienda online y empezar a vender tus propias creaciones.
6
Redactor freelance. Los nuevos paradigmas de la web requieren de contenido de calidad. Por ello, si se te da bien esto de escribir, crea un blog propio y ofrece tus servicios.
7
Personal shopper. Muchas personas demandan los servicios de alguien con buen gusto de moda que le acompañe para ir de tiendas y le aconseje.
8
Community manager. Todas las empresas desean tener un hueco en las redes sociales. Así que, si las dominas, ofrece tus servicios para gestionar sus perfiles.
9
Modelo. Muchas personas pueden realizar trabajos puntuales como modelo para determinadas agencias. Piensa que estas suelen buscar perfiles de todos los tipos.
10
Vender productos afiliados. También puedes vender determinados productos cosméticos o de otro tipo a tus amigos, vecinos y familiares.
11
Monitor de ocio y tiempo libre. Ideal para ti si se te da bien tratar con niños pues solo tendrás que entretenerlos durante una celebración.
12
Socorrista. Sácate el curso y aprovecha el verano para sacar un dinero extra.
13
Controlador de inventario. Todas las grandes superficies necesitan inventariar sus productos cada pocos meses.
14
Reponedor. Similar a lo anterior pero reponiendo las estanterías de productos antes de que el establecimiento abra.
15
Repartidor. De comida, de prensa, de publicidad... ¡Hay muchas opciones!