El Currículum Vitae profesional

La expresión currículum vitae profesional puede sonar de primeras como una redundancia ya que todos los currículums deben tener ese carácter profesional que haga que la empresa o institución que los recibe se los tome muy en serio. Pero cuando se habla de currículum vitae profesional nos referimos a los que están especialmente indicados para trabajadores con una dilatada carrera y una importante formación en su ámbito laboral.

Hacer un Currículum Vitae profesional

Una jerarquía de contenidos clara y concisa

En las plantillas de este tipo de currículums se puede ver que se intenta jerarquizar y ordenar muy bien toda la información para que no resulte muy extensa y el receptor pueda captar de un vistazo que se encuentra ante una persona capacitada y con una larga trayectoria.

Debido a las características que tienen este tipo de currículums, no deberían ser utilizados por personas que carecen de experiencia y estén buscando su primer empleo. Para ellas hay otras plantillas más específicas que se adaptan mucho mejor a sus necesidades.

Escoger la información más relevante

La tentación que puede tener un sujeto que desee plasmar en un currículum su extensa lista de méritos profesionales puede ser contraproducente si el resultado es un documento de varias hojas que consiga el efecto contrario al deseado.

Hay que tener en cuenta que los encargados de la selección de personal no pueden perder demasiado tiempo en leer un currículum, ya que son muchos los que reciben al cabo del día. Por este motivo no queda más remedio que apartar del documento algunas informaciones que sean menos relevantes en comparación con las que de verdad marcan la diferencia y puedan ser clave para que finalmente ese individuo sea el elegido para concertar una entrevista personal.

Multiplica la atención del reclutador

Curriculum vitae profesional

Un buen ejemplo de currículum vitae profesional es aquel que destaca muy bien los aspectos de formación, habilidades o experiencia que mejor se amoldan al puesto al que se está aspirando. Si además es un mérito de mucha relevancia y que no está al alcance de demasiadas personas, las opciones para que despierte la atención del reclutador de personal se multiplican. De este modo, de nada sirve intentar apabullar con un relato de una intensa vida laboral y académica que no tenga mucha relación con el puesto de trabajo al que se opta. En este aspecto es más importante la calidad que la cantidad.

Cuando la experiencia prima a la formación

Aunque la formación académica es siempre una pieza vital en cualquier currículum, cuando se está aspirando a un empleo en el que se exige una dilatada experiencia y el candidato la posee, es más recomendable explotar ese punto.

Sería una pérdida de tiempo y de espacio extenderse hablando de títulos, másteres, cursos y formaciones complementarias cuando lo que realmente importa es plasmar que el interesado en el puesto ofertado posee la experiencia demostrada que se está requiriendo.

Diseño formal

Cualquier ejemplo de currículum vitae profesional tiene un diseño en el que prima la formalidad y la seriedad.

En estos casos no es conveniente innovar con plantillas rompedoras que puedan generar desconcierto y ausencia de rigor. Por lo tanto la apuesta segura es apostar por un diseño atractivo, pero mesurado y que al fin y al cabo de la imagen que se está buscando, la de profesionalidad.